El pasar mucho tiempo frente a una computadora, videojuego o televisión no sólo afecta a las articulaciones, incluso genera riesgo cardiovascular por inactividad; también da origen a desórdenes visuales.

El estrés visual llega a provocar una miopía transitoria que, de no tomar precauciones, puede convertirse en permanente. También es común el temblor en el ojo o la inflamación. En realidad el ojo no tiembla, “sino que el movimiento se le atribuye a un pequeño músculo accesorio que sirve para elevar el párpado.

Se trata de un músculo rudimentario conocido como el músculo de Müller que es susceptible a la estimulación simpática, misma que es activada en cualquier situación de estrés, debido a la liberación de adrenalina”, explica Eloy Villarreal de los Santos, oftalmólogo del Centro de Especialidades del Hospital Conchita, en Monterrey.
OTROS FACTORES
–Excesiva exposición al sol.
–Poco descanso.
–Fijación de la vista.
–La exposición al humo o sustancias irritantes.
–Larga exposición a los celulares y otros dispositivos electrónicos.
HIGIENE VISUAL
–Coloca el monitor y el teclado alineados justo delante de ti.

–Reduce el brillo al mínimo y los reflejos distractores inclinando el monitor y empleando un filtro de pantalla antirreflejos.

–Aumenta el tamaño de la letra de la pantalla para que te resulte más fácil de leer.

–Limpia el polvo de la pantalla para aumentar la nitidez.

–Mantén una postura adecuada: la espalda y el cuello rectos; los pies, planos en el suelo; y los codos, flexionados en un ángulo de 90 grados.

–Haz descansos breves y frecuentes. Intenta hacerlo entre dos y tres minutos cada 15 ó 20 minutos. Aprovecha para estirar los brazos, las piernas y la espalda.

–Si usas lentes, que sean con revestimiento antirreflejos.

–Visita al menos una vez al año al oftalmólogo, si estás muchas horas frente a tu computadora.
Con información de medicosypacientes.com.