(CNN) — Un nuevo estudio que examinó las estrategias de promoción profesional ha desacreditado el mito de que las mujeres ganan menos porque ellas no piden aumentos: los piden, pero simplemente no son escuchadas.

Los hombres que emplean las estrategias tradicionales de promoción profesional —como invertir más tiempo y esfuerzo en conocer y aceptar retos— tienen más probabilidades de ser recompensados en forma de ascensos o aumentos de sueldo, que los hombres que no lo hacen, según el estudio publicado por Catalyst.

Sin embargo, las mujeres que adoptaron estas estrategias no tenían muchas más probabilidades de avanzar que las mujeres que no lo hicieron.

“Este estudio destruye el mito de que ‘las mujeres no piden’. De hecho, ¡lo hacen! Pero eso no las lleva muy lejos. Los hombres, por el contrario, no tienen que pedir. ¿Qué está mal aquí?”, se pregunta Ilene H. Lang, presidenta y presidenta ejecutiva de Catalyst, en un comunicado.

El estudio sugiere que las mujeres son recompensadas por un rendimiento consistente, mientras que los hombres son recompensados por su potencial. Las mujeres que cambiaron de empleo dos o más veces después de terminar su MBA (maestría en Gestión de Empresas) ganaron 53,472 dólares menos que las que avanzaron a través de ascensos en su primera organización. Los hombres, por el contrario, ganaron 13,743 dólares más si cambiaban de empleo después de completar su MBA, que si se quedaban.

Esto se traduce en una brecha salarial de 4,600 dólares entre hombres y mujeres en su primer empleo después de terminar un MBA, que se expande a una brecha de 31,258 dólares a la mitad de la carrera.

Aunque la brecha salarial entre los ejecutivos masculinos y femeninos se está reduciendo, al ritmo actual se necesitarían 98 años para cerrar la brecha en Reino Unido, según un estudio realizado el mes pasado por el Chartered Management Institute.

Un informe de las Naciones Unidas titulado Progreso de las Mujeres del Mundo, señala que a las mujeres en todo el mundo se les paga de 10 a 30% menos que a los hombres y 23% menos en Estados Unidos. 

Un estudio del Foro Económico Mundial de 2005 reporta que, a nivel mundial, los países nórdicos, especialmente Suecia, se desempeñan mejor en términos de igualdad de género. El informe atribuye esto a sus generosas políticas de licencia por maternidad; el informe de la ONU muestra que Suecia tiene 480 días de licencia por maternidad remunerada, así como una licencia por paternidad obligatoria y remunerada.

Como era de esperar, las mujeres están menos satisfechas con su progreso laboral que los hombres, informa Catalyst, desafiando la noción de que las mujeres buscan opciones laborales más lentas.

Tal vez lo más importante que reveló Catalyst fue que las mujeres necesitan emplear diferentes estrategias de desarrollo profesional que los hombres. Las mujeres avanzan más cuando hacen públicos sus logros y se relacionan con personas influyentes.

Los hombres, aunque también se benefician de las redes de contactos, no ven grandes beneficios al hacer conocidos sus logros, sino más bien al expresar la voluntad de trabajar largas horas, y estar conscientes de las oportunidades fuera de su organización, dicen los autores del estudio.

Los datos se obtuvieron de entrevistas a 3,345 graduados de maestría en Negocios en Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.


 

 

 

Anuncios