Notimex – Al encuentro pacífico, organizado por la comunidad cristiana en Nuevo León, llegaron familias enteras, ministros de diversas religiones, así como funcionarios de los gobiernos local, estatal y federal.

En medio de cánticos y rezos, la sociedad congregada en la Explanada de los Héroes, levantó pancartas y mantas que exhibían algunos salmos religiosos y reclamos por la falta de seguridad en la región.

El responsable del evento, Francisco Garza, dijo que el principal objetivo de este encuentro es exhortar a la población para que pronto se logre restablecer el orden, la tranquilidad y la paz en la entidad.

Garza exigió que los servidores públicos sirvan con honestidad sus tareas en las estrategias para enfrentar los ataques de la delincuencia organizada contra la población y las fuerzas policiales.

“Haremos nuestra labor, en tanto que ustedes (gobierno) hacen la suya, sabiendo que ministros de iglesia, como ministros de estado, hemos de dar cuenta de nuestras obras delante de Dios”, subrayó.

Indicó que “estén seguros amigos y amigas, que el pueblo evangélico siempre apoyará la obra del bien, que siempre oraremos por sus familias y por ustedes en su función (en el gobierno)”.

Por su parte, el secretario general de Gobierno, Javier Treviño Cantú, agradeció a los promotores del evento las manifestaciones de solidaridad, a través de la oración, frente a los hechos violentos registrados en las últimas semanas en el estado.

Decenas de efectivos de Seguridad Pública del Estado y de la Policía local se apostaron en los alrededores de la Macroplaza para vigilar la reunión multitudinaria que se prolongó por espacio de varias horas.