Normalmente asociado al sexo femenino, el cáncer de mama también afecta al varón, ya que, después de todo, posee tejido mamario como la mujer. No obstante, la incidencia es mucho menor, ya que por cada 100 casos de cáncer de mama femenino se diagnostica uno masculino.

Los síntomas más comunes de este tumor maligno en el hombre incluyen una masa inflamada en la región pectoral o una anormalidad en el pezón que el afectado no suele asociar con un proceso maligno.

Esto hace que en muchos casos el diagnóstico se realice cuando el tumor está muy avanzado, lo que empeora el pronóstico de la enfermedad.