Al tomar agua fría estamos en un proceso de desbalance térmico debido a que la temperatura del agua que hemos consumido es de aproximadamente 5º Celsius y la temperatura corporal de los humanos es de 37º, es aquí donde se incremente el consumo calórico y por ende se necesita más calor (calorías) para balancear estas temperaturas.

 

Se tiene estimado que se consumen de 60 a 70 cal por cada vaso que consumimos. Cuando sentimos mucho frio en la noche nuestro cuerpo está consumiendo calorías tratando de calentarse a sí mismo.
Además no solo al tomar agua fría sino también al bañarse se gastan 60 calorías por cada 2 minutos, sin contar algunos beneficios como tonifica la piel, músculos y mejora la circulación.
Aclaración: Esto no debe ser tomado como base para una dieta.