México, DF.- El secretario de Salud, José Ángel Córdova, afirmó que la prevención es la única forma de darle sustentabilidad a los sistemas de salud, pues de continuar las tendencias de las enfermedades crónicas no transmisibles, dentro de unos años costarán 170 mil millones de pesos.

 

Al inaugurar el XIX Congreso Nacional para Médicos Generales y Especialistas en León, Guanajuato, subrayó que los profesionales de la salud deben ser los educadores para cambiar la cultura a favor de la salud, pues esos recursos representan el total del presupuesto en la materia para los estados.

 

“Se deben compartir con los pacientes las mejores formas de prevención de enfermedades, ya que es la única manera de darle sustentabilidad a los sistemas de salud”, afirmó Córdova.

 

Ante cientos de médicos generales, familiares, especialistas, químicos, enfermeras, nutriólogos y sicólogos, el funcionario aseguró que es indispensable informar a los pacientes que la obesidad no es sinónimo de salud.

 

También se pronunció porque se haga conciencia de que la obesidad es un riesgo para el desarrollo de enfermedades, y que la diabetes no es un “castigo divino”, sino una enfermedad que se puede prevenir con hábitos de vida saludables.

 

De acuerdo con un comunicado, refirió que en el congreso se tratarán temas sobre las enfermedades derivadas de la obesidad y el sobrepeso, como las crónicas no transmisibles, que ocupan la agenda nacional e internacional y cuya prevalencia se ha incrementado de forma considerable.

 

El titular de la Secretaría de Salud (SSA) reconoció que el sobrepeso y la obesidad son una epidemia sin precedentes; no son cuestión de estética, de verse bien, sino de salud integral por los problemas secundarios que originan.

 

“Solo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la diabetes es causa de 14 por ciento de la demanda de consulta médica”, expuso.

 

Indicó que para alcanzar el diagnóstico y tratamiento adecuados, se crearon las Unidades Médicas Especializadas en Enfermedades Crónicas no Transmisibles, en las cuales se ha logrado aumentar de 30 a 60 por ciento el control de los pacientes con diabetes.

 

Otro padecimiento crónico no transmisible, explicó, es el cáncer, y con el apoyo del Seguro Popular aumentó la supervivencia de los pacientes pediátricos, ya que antes fallecían siete de cada 10 niños con leucemia debido a la falta de recursos.

 

En la actualidad sobrevive hasta 80 por ciento de los pacientes que son atendidos en centros como el Instituto Nacional de Pediatría o el Hospital Infantil de México.

 

“También hoy las mujeres que tienen cáncer de mama o cervicouterino pueden tener un tratamiento completo y gratuito que les permite salvar su vida’, indicó el titular de la Secretaría de Salud.

 

De igual manera está garantizada la aplicación de 13 biológicos contra 15 enfermedades que colocan a México como el quinto país con mayor inversión en vacunas y el más amplio programa de inmunización en Latinoamérica.

 

Además está en proyecto la universalización de la vacuna contra el virus del papiloma humano para prevenir el cáncer cervicouterino a todas las niñas de nueve a 10 años que carecen de seguridad social.

 

Esta medida, sumada a las pruebas de Papanicolau y de hibridación, permitirá que en 10 o 20 años disminuyan las cifras a los niveles de países desarrollados, abundó el secretario de Salud.

 

José Ángel Córdova llamó a los asistentes a ser gestores de la salud y trabajar para incidir en hábitos saludables en todos los espacios de vida de las personas: en sus hogares, en la escuela, en el trabajo y en la comunidad, para elevar su calidad de vida.