Greg Homer, de la compañía Stroma Medical, comentó que el tratamiento destruye la melanina, que son las células del centro del ojo que otorgan la pigmentación marrón. El proceso no afecta la visión comentó el científico.

El procedimiento fue ensayado en México y pronto podría ser aprobado por las autoridades de los EU.

Si bien el cambio de la tonalidad puede llegar a tardar entre dos y tres semanas, el tratamiento por medio del láser no demora más que 20 segundos.

 

Homer anunció que presentará el descubrimiento en la conferencia Medical Device and Investor Forum, que se llevará a cabo en California el 15 y 16 de noviembre.

Elmer Tu, oftalmólogo de la Universidad de Illinois, aseguró que es posible que exista la técnica, pero que debe asegurarse que no traerá ninguna consecuencia negativa para quien se la realice. Sobre todo, destaca que puede haber un tipo de ceguera vinculada a la falta de la melanina.

En el caso de que llegue a ser un tratamiento fiable y sin consecuencias, el costo para quienes quieran dejar de tener ojos marrones y pasar a tenerlos azules sería de 5 mil dólares.