El conducir y redactar mensajes de texto por el teléfono celular amplía 23 veces la probabilidad de sufrir un accidente vial, percances que cuestan al país el 1.43 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI), alrededor de 65 mil millones de dólares al año.

 

Especialistas de Daimler y de la Universidad Anáhuac explicaron que le toma 20 metros a un conductor recuperarse luego de redactar un mensaje vía celular (textear) y conducir, lo que le impide estar alerta ante cualquier eventualidad vial.

 

Cuando el conductor opta por “textear” se ausenta totalmente de la visión y atención que debe tener al conducir y tarda cuatro segundos y 20 metros en recuperarla, que es la distancia que en promedio tiene un tráiler, afirmó la directora de asuntos internos de Daimler, Laura Tamayo.

 

Resaltó que en México hay nueve millones de smartphones (teléfonos inteligentes), lo que alcanza a un gran universo de conductores. Incluso, la especialista destacó que escribir un mensaje de texto es más peligroso que manejar en estado de ebriedad, pues incrementa 22 veces, es decir en más del mil por ciento el riesgo de provocar un choque.

 

Tamayo agregó que estos fenómenos generan una pérdida económica que puede evitarse e indicó que los accidentes son la causa número uno de muerte de jóvenes en el país.

 

Un estudio de la Federal Motor Carrier Safety Administration de Estados Unidos revela que por cada seis minutos “texteando”, los ojos de los conductores permanecen 4.6 segundos sin mirar el camino, que equivale a recorrer en auto el largo de un campo de futbol con los ojos vendados a una velocidad de 55 kilómetros por hora.

 

Incluso, el Departamento de Transporte (DOT) en Estados Unidos culpa a las distracciones que producen los mensajes de textos mientras se conduce, como causa principal de los accidentes de tráfico.

 

En el Distrito Federal, el Reglamento de Tránsito Metropolitano (RTM) prohíbe a los conductores sujetar aparatos de telecomunicación u otros objetos que representen un distractor para la conducción segura del vehículo.