Stefano Nesi podría ser el próximo gran nombre en la comercialización de moda italiana de alta costura. Y no es un diseñador a punto de adornar las pasarelas de Milán durante la semana de la moda internacional. En realidad, es un graduado de Economía, convertido en vendedor de alfombras, convertido en empresario de teléfonos celulares.

 

¿Y cuál es su legado?: el imperio New Generation Mobile (NGM), una línea de teléfonos personalizados de lujo para una variedad de grupos de consumidores. Ya seas un cliente del teléfono éxito en ventas de la Vanity line o te inclines por el dispositivo habilitado por bluetooth Van Gogh, Nesi ha encontrado una manera de satisfacer a la perfección a su muy diversa red de clientes, y quizás lo más importante, todas sus necesidades ilícitas.

 

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, podría ser el personaje promocional de la conversión ideal a la plataforma NGM. Con base en las referencias de sus acuerdos extralaborales que llegan a los titulares de todo el mundo, creemos que él podría haber hecho uso del componente insignia del teléfono NGM: la capacidad de doble SIM.

Es el perfecto teléfono para los infieles. En cada dispositivo, están integrados no sólo dos números distintos, sino una serie de funciones diseñadas para ayudarte a mantener dos identidades separadas.

¿Pasar la noche con alguien que no es tu pareja? La idea de Nesi te ayudará a cubrirte. Ya sea al producir ruido de fondo por encargo, seudónimos para las llamadas entrantes, o una de las varias opciones adicionales de modo privado, los teléfonos NGM han registrado tasas de crecimiento exponencial en el mercado de telefonía móvil italiana, ya que han logrado fusionar dos nichos clave: la funcionalidad de doble SIM y una marca atrevida.

En 2010, NGM anunció un crecimiento de 350%, que sumó ingresos por 31 millones de euros. ¿Qué viene ahora para NGM? Nesi ha programado un lanzamiento europeo a gran escala en enero. Sólo el tiempo dirá si todos los europeos están tan ansiosos por adoptar este teléfono como los italianos.