Cuando Shelli Henderson se bajó en su Blackberry una aplicación para controlar la pérdida de peso, nunca imaginó que cambiaría su vida.

A sus 22 años y gracias a esta aplicación, Shelli ha logrado perder 44 kilos en ocho meses y lucir un aspecto plenamente saludable. Dicha aplicación ha demostrado, al menos en este caso, ser una eficaz herramienta para controlar las calorías.

Shelli había intentado en varias ocasiones distintas dietas y métodos de adelgazamiento pero ninguno le había funcionado. “Un día me bajé el contador de calorías casi por casualidad y lo probé una semana. Baje de pesó en pocos días y seguí usándolo hasta ahora”, cuenta orgullosa la joven.