Un estudio publicado hoy por la revista científicaNature, y que comparó las capas de hielo de Islandia y la Antártica con la geología de la luna de Júpiter, llamada Europa, descubrió que existe agua líquida bajo su corteza.

En este análisis, realizado por el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (EEUU), los expertos hallaron que el agua es particularmente activa entre las capas de hielo y hay incluso grandes lagos.

Según explicó Britney Schmidt, a cargo de la investigación, una de las incógnitas del satélite de Júpiter era por qué su “terreno caótico” es tan distinto, por lo que se centraron en observar dos superficies – Caos Conamara y Thera Macula- para entender sus similitudes y diferencias.

Para ello, los expertos recurrieron a la Tierra para estudiar cómo el agua y el hielo interactúan y concluyeron que el agua se comporta como un fluido hidráulico.

Es decir, que responde a las fuerzas de presión que recibe del hielo que tiene por encima y puede colapsar de manera dramática debido a la presencia de fracturas.

Al aplicar estos principios a la luna Europa, los expertos encontraron que hay grandes lagos líquidos entre las capas de hielo y que la dinámica de estos lagos es crucial para su geología.

Schmidt dijo que trabajó en este proyecto desde septiembre de 2010 hasta el pasado marzo y considera que es posible que Europa sea más habitable de lo que se estimaba.

Anuncios