Samsung Electronics, el segundo mayor fabricante mundial de teléfonos móviles, lanza mañana en Corea del Sur su dispositivo Galaxy Note, un smartphone de mayor tamaño que en este país operará con servicios de red de cuarta generación.

El Samsung Galaxy Note, que posee una pantalla AMOLED de 5,3 pulgadas, pretende abrir un nuevo nicho de mercado en Corea del Sur al ser más grande que un teléfono inteligente pero más pequeño que una tableta, e incluye un lápiz digital llamado “S Pen” que permite escribir sobre el panel de visualización.

El dispositivo está disponible en Europa y Hong Kong desde el mes pasado, pero en su versión surcoreana funcionará con servicios de red de cuarta generación (4G) o long-term evolution (LTE), frente al 3G de otros lugares.

El Galaxy Note ofrece además un procesador de doble núcleo de 1,5 gigahercios y cuenta con la versión más actualizada del sistema operativo Android de Google llamada Ice Cream Sandwich, informó la agencia surcoreana Yonhap.

Shin Jong-kyun, presidente de la unidad de negocio de móviles de Samsung, definió el Galaxy Note como “un nuevo tipo de dispositivo inteligente, que sigue a los teléfonos inteligentes y los PC tableta” y que “proporcionará a los consumidores una nueva experiencia”.

Samsung ya presentó a finales del mes pasado en Corea del Sur dos versiones de su “smartphone” Galaxy S2 adaptadas a la nueva tecnología de trasmisión de cuarta generación.

La puesta en marcha del 4G en Corea del Sur desde este verano en las grandes ciudades permitirá una velocidad de descargas de 73,6 Mbps, cinco veces más rápido que el 3G, y una capacidad de subida de 20,6 Mbps, cuatro veces más veloz.