La red social Facebook ha sabido aprovechar artículos publicados hace tiempo gracias a los cambios en su sistema desde septiembre pasado, dice editorsweblog.org.

Los artículos leídos por los usuarios son compartidos inmediatamente con sus amigos, por lo que un contenido puede ser viral en poco tiempo sin importar la fecha de publicación.

Artículos de The Guardian o The Independent de varios años atrás se han colocado en los primeros lugares de las noticias más populares, dando vida a historias antiguas.

El fenómeno ha incrementado los usuarios de Facebook que buscan una fuente de noticias, siendo la más importante para jóvenes de 18 a 35 años en el Reino Unido, consultada casi el doble que Twitter.

De esta manera, los periódicos deberían valorar su contenido archivado para fines publicitarios, ya que la exposición a contenido anterior lleva a los usuarios a navegar por paginas y medios con un mayor valor comercial como consecuencia.