El fabricante del BlackBerry, Research in Motion, quiere aprovecharse de la decisión de las empresas a usar teléfonos rivales con una nueva herramienta que ofrecerá algunas de sus importantes características de seguridad a dispositivos como el iPhone.

La compañía dijo este martes que presentará en el primer trimestre su dispositivo de gestión de software, Mobile Fusion, que permite a los administradores de telecomunicaciones establecer y supervisar normas para contraseñas, aplicaciones y software en aparatos como la iPad y el iPhone de Apple, y teléfonos avanzados que usan el sistema operativo Android de Google .

Una compañía puede bloquear o borrar de manera remota un dispositivo perdido o robado, una característica clave para empresas preocupadas por la seguridad que podrían haberse alejado de la BlackBerry.

“Lo que nuestros clientes de empresa buscan, y es una oportunidad para nosotros, es convertirnos en la plataforma de facto”, dijo a Reuters el vicepresidente de gestión de productos de RIM, Alan Panezic, en una entrevista antes del anuncio.

La BlackBerry de RIM fue durante años el dispositivo preferido por empresas y organismos gubernamentales, que valoran sus datos cifrados y distribuyeron el dispositivo a millones de trabajadores que necesitan contar con acceso seguro al correo electrónico las 24 horas del día.

Pero muchos trabajadores prefieren ahora usar sus propios dispositivos Apple y Android para acceder a los correos electrónicos corporativos, incrementando el riesgo de seguridad en sus empresas, lo que RIM espera abordar con el nuevo software.

Mobile Fusion estará junto a los actuales servidores BlackBerry Enterprise Servers (BES).

Panezic no quiso dar detalles sobre el precio del servicio Fusion, pero dijo que sería “competitivo” con sus rivales.

“Ayudará a detener la marea de empresas que habrían considerado eliminar sus BES pero no ayudará a vender más teléfonos”, dijo el analista de Gartner, Phillip Redman.

“Eso es lo que realmente necesitan hacer”, añadió.

El nuevo software viene tras la adquisición por parte de RIM de la compañía de servicios de gestión Ubitexx, que anunció en mayo.