Dos campesinos hastiados por las exigencias interminables de sobornos vaciaron tres sacos llenos de víboras en una atestada oficina de pago de impuestos en el norte de la India, informó un funcionario el miércoles.

Las aproximadamente 40 serpientes de distintos tamaños y especies —entre ellas al menos cuatro cobras, cuyo veneno es mortal— obligaron a empleados y aldeanos a saltar sobre las mesas y salir corriendo de la oficina en Basti, unos 300 kilómetros (185 millas) al sureste de Lucknow, dijo el funcionario Ramsukh Sharma.

“Las víboras empezaron a trepar por las mesas y sillas”, dijo. “Reinaba un caos total. Cientos de personas se juntaron alrededor de la oficina, algunas con palos para matar a las víboras”.
Nadie sufrió mordeduras ni heridas en el incidente el martes por la tarde, y la policía y ageentes forestales capturaron a los reptiles.

Los agricultores pedían los registros impositivos correspondientes a sus tierras en una aldea vecina, pero los funcionarios se negaban a entregarlos y presuntamente exigían sobornos.

La policía dijo que buscaba a los campesinos, identificados como Hukkul Khan y Ramkul Ram. Khan es conocido localmente como encantador de serpientes.