En Twitter como en otros ámbitos de Internet y en especial cuando de redes sociales se trata, los usuarios malintencionados no pierden oportunidad para sacar provecho del crecimiento de usuarios que un servicio como este  logre alcanzar, a fin de propagar todo tipo de amenazas informáticas e infectar a la mayor cantidad de personas posible.

Recientemente, el laboratorio de Análisis e Investigación de ESET Latinoamérica reportó una creciente tendencia en la utilización de Twitter como escenario para la distribución de códigos maliciosos y demás amenazas como el phishingSegún cuenta el informe, dicha tendencia se ha visto fortalecida dado lo fácil que resulta reproducir un mensaje entre todos los miembros de la red de microblogging y en consecuencia se abre la posibilidad de afectar a un gran porcentaje del total de usuarios.

Por su parte, el límite  de caracteres permitidos por tuit, obliga a los usuarios a utilizar los ya conocidos acortadores de URL como Bit.ly o TinyURL con el fin de ahorrar caracteres y tener un poco más de espacio para crear un mensaje. Esta situación trae consigo un problema orientado a la imposibilidad de ver en detalle la URL donde estamos a punto de hacer clic y con ello se siembra la incertidumbre entre los usuarios respecto a que tan confiable puede ser  el enlace en cuestión, y  si realmente nos conducirá a un sitio web de confianza o no.

Sin duda, Twitter es un gran servicio, no solo es útil, entretenido y divertido sino que además es  una herramienta informativa muy potente. Sin embargo, dado los riesgos expuestos, Twitter también  puede resultar peligroso para un usuario desprevenido, sobre todo porque los atacantes por lo general, se valen de técnicas de ingeniería social para llevar a cabo sus acciones fraudulentas. Es por ello que enPulsoSocial queremos compartir algunos consejos y aplicaciones que te ayudaran a evitar ser víctimas de las amenazas que rodean a la “tuitósfera.”

Procure en lo posible seguir a usuarios que realmente conoce. Evitar seguir contactos desconocidos o de dudosa procedencia, mitiga en gran medida el riesgo de recibir mensajes con contenidos malicioso.

Utilice una herramienta o plugin para evaluar en detalle cada una de las URL cortas, incluso así sea que lo mensajes sean publicados por usuarios de confianza.  Hay muchas herramientas en la web para este propósito. Si utilizas Twitter desde la web, puedes instalar en tu navegador utilidades como Long URL Mobile Expander o Long URL please que se encuentra disponible tanto para Mozilla Firegox como Google Chrome.

Si utilizas TweetDeck, desde las opciones de configuración puedes activar la utilidad de poder ver previamente información detallada sobre las URL cortas. Del mismo modo, en google Chrome, recomiendo la aplicación Silver Bird que además de permitirte estar al tanto de lo que pasa en twitter  de una manera sencilla y rápida, también te permite observar la información completa de cada enlace.

En caso de sospechar sobre la fiabilidad de un mensaje, utiliza Twitter Search, herramienta con la cual podrás hacer una consulta sobre partes del tweet o de su URL y con base a los resultados, es posible evaluar cuantas veces se ha repetido el mensaje y en caso de ser fraudulento es muy probable que quienes han descubierto el engaño, ya hayan expuesto la situación en su TL.

Utilizar contraseñas fuertes es un regla básica para acceder a cualquier tipo de servicio online y twitter NO es la excepción.  Además desde hace unos meses, Twitter les permite a sus usuarios acceder a su cuenta a través de una conexión segura HTTPS.  Para quienes no conocen esta característica, el Protocolo HTTPS permite hacer uso de un mecanismo de cifrado que crea un canal de comunicación más seguro.  Navegar a través de una conexión segura es una muy buena práctica ya que permite evitar que el usuario sea víctima de engaños que puedan comprometer sus credenciales de acceso a twitter o caer en un ataque de phishing.

Contar con su sistema operativo debidamente actualizado y en especial utilizar software de seguridad antivirus, también ayuda a mitigar el riesgo de que su sistema llegue a ser comprometido por algún malware tras posiblemente infectarse no solo desde esta red social sino desde otros servicios de Internet.

En redes sociales como Twitter, el crecimiento en número de usuarios se da a diario, lo cual resulta ser un escenario bastante atractivo para quienes se dedican al negocio delictivo de la creación y distribución de amenazas informáticas. Sin embargo,  si la comunidad es consciente de los riesgos y conoce la manera de cómo hacer frente a los peligros, pues podrá disfrutar de las bondades de esta y demás redes sociales con tranquilidad.