El 16 de diciembre de 1997, un capítulo titulado Electric Soldier Porygon (o en español, Soldado Eléctrico Porygon) del show de Pokémon causó que niños y jóvenes en Japón, tuvieran convulsiones.

La Agencia de la Defensa Contra Incendios de Japón reportó que 685 personas afectadas tuvieron que ingresar a los hospitales de 30 prefecturas al día siguiente, tras sufrir ataques de epilepsia del tipo fotosensitiva.

Se descubrió que el cambio rápido entre los colores rojo y amarillo en la escena que causó las convulsiones es una reacción de un forma de epilepsia que nunca antes había sido diagnosticada en Japón.

La Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. y agencias similares en países Europeos, ya sabían que usar la televisión de esta manera podía causar epilepsia y ya habían prohibido la alta frecuencia de cambios de colores en sus países hacía varios años.

A partir del incidente, el episodio fue retirado y nunca más transmitido, y se tomó como advertencia colocar el siguiente mensaje antes de cada animado: “テレビアニメをみるときは、部屋をあかるくして近づきすぎないようにしてみてくださいね” significa “Cuando mires anime en la television la habitacion no tiene que estar oscura y no te acerques mucho al televisor”.