Sarah Burge -conocida como la Barbie humana- ya le había obsequiado unaoperación de aumento de pecho para su séptimo cumpleaños “Poppy pregunta por las operaciones constantemente. Ella quiere estar linda y las liposucciones son unas operaciones que siempre son útiles”, declaró la madre de la menor, según publica el Huffington Post.

La mujer desea que su hija se asemeje a ella y se transforme en una “muñeca”. Para ello, le obsequia cheques de distinto valor, así la niña ya cuenta con el dinero para intervenirse quirúrgicamente. La pequeña lleva toda su vida sometiéndose a tratamientos como sesiones de pedicuría, maquillaje y colocación de extensiones. Eso sí, se ocupa de embellecerse a diario luego de asistir a clase.