Tras el lanzamiento del G’zOne Commando, Casio ha presentado un nuevo smartphone resistente para aquellos que realizan todo tipo de actividades y no quieren preocuparse de dañar sus teléfonos.

El teléfono G-Shock lleva la firma de diseño de los relojes mediante la colocación de todos los botones a los lados cerca de las esquinas. La pantalla está rodeada por un marco grueso, lo que impediría cualquier daño, incluso si cae sobre una superficie plana.

La parte trasera parece aún más impresionante, con un fondo de caja de metal elegante y tornillos expuestos. Casio ha grabado incluso algunos números de emergencia en parte de atrás.

Como era de esperar, el teléfono viene con todo tipo de prefijos de resistencia, como resistentes a los golpes, a la presión y al agua, entre otros factores externos.

Por desgracia, todavía no hay información sobre las especificaciones de hardware del dispositivo. De acuerdo a la imagen, podemos inferir que va a ser ejecutado en el sistema operativo Android, presumiblemente Gingerbread.