El popular Zoológico del Bronx en Nueva York propone celebrar este año San Valentín a través de una campaña poco habitual: poner el nombre de los enamorados a cucarachas gigantes de Madagascar a cambio de una donación para preservar la especie.

La iniciativa ofrece nombrar un ejemplar del bicho por 10 dólares o una pareja por 25 dólares, según se anuncia hoy en la página web del zoológico neoyorquino, a propósito del día de San Valentín, el patrono de los enamorados, que se celebra el 14 de febrero.

Cada persona que participe en la campaña recibirá un certificado acreditativo que se enviará por Internet.

Además, por un desembolso adicional de 10 dólares recibirá una pieza de chocolate negro artesanal en forma de cucaracha elaborada a mano por la maestra chocolatera neoyorquina Sabrina Berkowitz para que este año “sea más dulce que nunca”.

“Se acerca San Valentín, y no hay mejor manera de decir ‘para siempre’ que con el regalo de una cucaracha”, asegura el anuncio del Zoo del Bronx, que recuerda que también se puede poner al bicho el nombre de un ex o el de la suegra.

Todos los fondos recaudados se entregarán a la ONG Wildlife Conservation Society, que trabaja para preservar la fauna salvaje en peligro de extinción.

La gran cucaracha de Madagascar (Gromphadorhina portentosa) es la especie más grande de este insecto y puede medir hasta 10 centímetros de largo, tres veces más que la cucaracha común.

El bicho es muy popular como mascota gracias a su docilidad y el característico silbido que emite al ser acariciada, pero su importación está prohibida en algunos países porque se reproduce con tanta facilidad que amenaza el equilibrio del ecosistema y por el peligro de transmisión de enfermedades.