¿Imaginas una camiseta que se limpiara solo con tenderla al sol, sin necesidad de lavarla con agua y detergente? Un estudio publicado en la revista Applied Materials & Interfaces revela que investigadores de la Universidad Shanghai Jiao Tong (China) ya lo han conseguido. Su invento es un tejido de algodón cubierto por nanopartículas de dióxido de titanio con nitrógeno y una capa extra de yoduro de plata. Cuando reciben la luz del sol, estos elementos trabajan juntos obligando a que los electrones se separen y a que la suciedad se desprenda. Para probar si su invento era eficaz, los ingenieros mancharon las telas con tinte naranja y las expusieron al sol: después de dos horas a la luz, el 71% de la mancha había desaparecido.

Además, tras lavar con agua y secar la prenda la capacidad de autolimpieza con luz solar se mantiene, lo que permite seguir usando el método “clásico” de lavar la ropa a la vez que se dispone de la nueva tecnología “en seco”.