Una mujer de 34 años murió a causa de una reacción alérgica masiva que podría estar causada por el pegamento de sus extensiones de pelo, según informa el Daily Mail.

Atasha Graham, que llevaba extensiones en su pelo desde hace 14 años, se perdió el conocimiento cuando se encontraba tomando unas copas. Michael Heath, patólogo del Ministerio del Interior, explicó que el pegamento de látex utilizado para colocar las extensiones, o el disolvente para eliminarlas pueden haber sido la causa de su muerte.
“He visto casos en que personas que han utilizado diversos tipos de pegamento para ponerse las extensiones han sufrido un shock anafiláctico. De diez a veinte muertes al año en Reino Unido están causadas por ello, ha habido cuatro en los últimos tres meses”, agregó.
Al parecer, trazos del pegamento podrían haber entrado en su torrente sanguíneo horas después de colocarse las extensiones, cuando comenzó a sudar mientras bailaba en la discoteca. Los forenses han descartado una reacción alérgica con la comida o el alcohol, y no encontraron drogas en su organismo.