Ingenieros de la Universidad de Florida (EE.UU.) han creado una cápsula que incorpora un pequeño microchip y antena y que, tras su ingesta, avisa de que un paciente se ha tomado su medicina. Según Rizwan Bashirullah, creador del invento, esta píldora inteligente podría ser muy útil en enfermos que olvidan si se han tomado la medicación, o simplemente se despistan y no la toman a diario.

La píldora consta de una cápsula con un microchip y una antena que ha sido impresa en su superficie usando tinta no tóxica de nanopartículas de plata. La antena es biocompatible y se disuelve prácticamente en un 100%. Cuando la píldora es tragada, el microchip se lo comunica a un pequeño dispositivo electrónico externo (que en el futuro podría incorporarse al teléfono móvil), que a su vez envía un mensaje a un teléfono o a un ordenador, informando tanto al paciente como a los médicos y familiares, si fuera necesario.

Según la Asociación Americana del Corazón, el principal problema en el tratamiento de enfermedades hoy en día es que no se cumplen las prescripciones médicas. Estudios recientes muestran que lospacientes con enfermedades crónicas sólo se toman la mitad de las pastillas prescritas. Y que el 10% de las admisiones hospitalarias se debe a esta falta de constancia. Incluso se atribuyen 218.000 muertes anuales a este problema. “Usar la tecnología para ponerle remedio puede ser una buena idea”, asegura Bashirullah.