Scent Sciences ha desarrollado un dispositivo llamado ScentScape que reproduce los olores de los videojuegos. Por ejemplo, si tu personaje se arrastra por un bosque, gracias a este aparato podrás oler el inconfundible aroma de los pinos, y si la acción se desarrolla en el mar un intenso aroma a agua salada invadirá tu salón. Incluso los disparos de los videojuegos de guerra podrían oler a pólvora. Añadiendo estímulos para el sentido del olfato se pretende mejorar la experiencia multimedia, que se convierte así en inmersiva.

El cine también podrían beneficiarse de este dispositivo. “Imagina que mientras ves la películaAvatar puedes oler el aroma único la biosfera de Pandora”, sugieren sus creadores.

En total, el aparato, que se conecta a través de USB, tiene capacidad para 20 cartuchos de olor, cada uno de los cuáles dura hasta 200 horas, y se puede personalizar dependiendo de los gustos del usuario. Cuesta alrededor de 52 euros (69,99 dólares) y cuenta con una función de control de volumen, “para asegurarse de que los jugadores no se ven abrumados por los olores”.