El desarrollo de unos 450 millones de niños en todo el mundo se verá amenazado por la crisis alimentaria en los próximos 15 años si no se toman acciones para detener la y contratar a más profesionales de la salud, reveló un informe de la organización Save the Children publicado este miércoles.

Según el informe de la ONG A life free from hunger. Tackling child malnutrition, cada hora 300 niños mueren por desnutrición, lo que equivale a un tercio de las muertes de infantes en todo el mundo, unos 2.6 millones al año.

“Los avances en la reducción de la desnutrición han sido muy lentos durante los últimos 20 años y la combinación de varias tendencias globales (cambio climático, inestabilidad del precio de los alimentos, inseguridad económica y cambios demográficos) los están ralentizando aún más”, indicó la ONG.

Save the Children criticó que el hecho de que la desnutrición no se registre en los certificados de defunción, ya que indica que el problema no se combate de forma eficaz.

“Al menos 170 millones de niños y niñas en todo el mundo padecen un retraso en su crecimiento a causa de la desnutrición. Esto implica, no sólo que su estatura sea menor que la media, sino también que pierdan cursos escolares y que rindan menos académicamente”, aseguró la organización de defensa de la infancia.

“Estamos en un año clave para lograr que todos los niños y niñas reciban la nutrición que necesitan y poner fin a la crisis de desnutrición a nivel global”, afirmó Lucía Losoviz, responsable de programas internacionales de Save the Children, en un comunicado de prensa. “Si esperamos al año que viene ya será tarde si queremos cumplir con el cuarto Objetivo de desarrollo del milenio de reducir en dos tercios la mortalidad en niños menores de cinco años para 2015”, agregó.

La organización pidió a líderes mundiales que hagan más visible la crisis estableciendo metas nacionales y globales, que incrementen la inversión para combatir la malnutrición, y que implementen políticas para beneficiar a las familias y a agricultores.

Además, la ONG pidió aprovechar la próxima cumbre del G20 que se celebrará en México para sensibilizar a líderes mundiales sobre la crisis.

Avances en México, pero el problema persiste

Aunque el problema se ha atajado en México, “existen casos importantes de desnutrición y esto todavía es un problema de salud pública”, dijo a CNNMéxico Yil Aida Felipe Wood, coordinadora de programas para México de Save the Children.

Según el informe, el programa de protección social Oportunidades redujo la tasa de retraso del crecimiento en casi un 10% y produjo un aumento del 16% en la tasa de crecimiento media anual de los niños dentro el programa.

Según Felipe Wood, las cifras que maneja la ONG muestran “una clara reducción” en el número de casos de desnutrición en México, pero “la reducción no ha sido como para decir que el problema ha sido resuelto”, el cual se presenta principalmente “en zonas rurales indígenas del país”.

Según cifras de 2006, “el 5% de los niños menores de cinco años presentaron bajo peso para su edad, principalmente en el sur del país como Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Puebla”, detalló Felipe Wood.

“Uno de cada 10 niños presenta talla baja cinco a 11 años; uno de cada cinco niños de cinco a 11 años presentó exceso de peso, principalmente en el norte y centro, incluido el Distrito Federal; y el 23.7% de niños en edad preescolar, mayormente en zonas urbanas en centro y norte del país, han sufrido de anemia”, detalló.