Las autoridades estadounidenses detuvieron hace unos días a Jennifer Christine Harris, una mujer de 30 años acusada de quemar la vivienda de una antigua amiga suya, después de que esta última borrara a Jennifer de su lista de amigos de Facebook, reseña el becario de 20minutos.es.
Al parecer, Jennifer quemó el garaje de Jim y Nikki Rasmussen con la intención de que toda la vivienda ardiera. Sucedió a la 1.00 de la madrugada y, según cuenta la prensa local, todo comenzó organizando una fiesta.
Jen pidió a Nikki que creara un evento para que la gente se apuntara y ésta lo hizo. No obstante, según se acercaba la fecha de la fiesta, la gente empezó a pulsar el botón “No acudiré” y lo que se antojaba como una idílica jornada se transformaba en un acontecimiento peñazo.
Después del fracaso hubo un intercambio de pareceres (parece que no muy cariñosos) y Nikki rompió una larga amistad por lo sano… y en Facebook. Borró a Jen de su lista de amigos y ella, según cuenta, no supo encajar el golpe.
Anuncios