¿Cómo se mantenían frescos los edificios antes del aire acondicionado? Mientras los arquitectos piensan en cómo reducir las demandas energéticas de las nuevas construcciones, algunos ven hacia el pasado para tomar soluciones simples con tecnología básica.
En el verano, en los sofocantes suburbios industriales de Jaipur, en Rajasthan, al noroeste de India, donde las temperaturas pueden llegar a 45⁰ C, la Academia de Modas Pearl permanece 20 grados más fresco adentro que afuera, usando la arquitectura antigua de la región.
Mientras el exterior parece tener una tendencia de diseño contemporáneo, en la base del edificio se encuentra una gran alberca de agua, un concepto enfriador tomado directamente de las estructuras escalonadas que se desarrollaron localmente hace 1,500 años para protegerse del calor del desierto.
El arquitecto Mani Rastogi, ganador de varios premios, y quien diseñó la academia, explica que los baoli, palabra hindú que significa escalonado, son cuerpos de agua encapsulada en una serie descendiente de escalones.
“Cuando el agua se evapora por el calor, inmediatamente baja la temperatura del espacio que la rodea”, dice.
Mientras que los escalones tradicionales, por lo general, van varios pisos por debajo de la tierra, los de Rastogi sólo bajan cuatro metros. Sin embargo, el efecto es el mismo y, como los palacios antiguos de Mughal, la academia disfruta de su propio microclima.
Rastogi se pregunta: ¿Cómo es que pensaron en algo tan elaborado y a la vez tan
simple en su filosofía básica?
“¿Cómo empiezas a pensar que puedes escavar en la tierra, usarla como disipador térmico, tener acceso al agua, ponerle un pabellón para que sea confortable todo el año? Se necesita mucha tecnología para que nosotros pudiéramos pensar ahora en algo tan simple”.
Pero no sólo se necesitan estos escalones para el proceso de “enfriamiento pasivo”, el término en general se aplica a tecnologías o conceptos de diseño que pueden enfriar edificios sin consumir energía.
El edificio completo está elevado por encima del piso con pilares, creando un pabellón aireado y sombreado que es usado como espacio de recreación y exhibición. Aquí, de acuerdo con Rastogi, las paredes están hechas de un material que absorbe el calor y crea un “banco térmico”, por lo que el calor se libera lentamente en la noche cuando baja la temperatura.
Hace cientos de años, pantallas enrejadas o jaali filtraban los rayos del sol que llegaban directamente a los palacios. El efecto era decorativo y ayudaba a reducir el calor. Como en la Academia Pearl, una pantalla enrejada de concreto corre a lo largo del edificio y provee una piel externa enfriadora.
“Hemos podido demostrar que un buen edificio sustentable no sólo es más barato para mantener; no sólo es mas cómodo para vivir, también es más barato para construirse”, dice Rastogi.
El éxito del diseño ecológico de la academia ha tenido un impacto mayor. Las regulaciones basadas en estas técnicas de enfriamiento pasivo, se introdujeron el año pasado en todos los edificios gubernamentales de la India.