¿Te apetece dar una probada virtual al menú antes de ordenar?

El restaurante de comida asiática Inamo en Londres proyecta imágenes de platillos directamente sobre el plato.

¿Listo para ordenar? Sólo haga clic en la almohadilla táctil y su sashimi llegará en minutos.

El empresario Noel Hunwick, de 29 años, dijo que se le ocurrió la idea para el restaurante hace varios años, cuando fue a comer pizza con sus amigos.

 

La idea prosperó. Un proyector colocado sobre cada mesa envía un mantel virtual interactivo, con iconos para navegar por el menú, ordenar platillos y pedir la cuenta.

El plato se mantiene en blanco hasta que el cliente usa el touchpad para abrir el menú y hacer clic sobre los objetos cuando el proyector lanza las imágenes.

Una vez que se escoge el platillo, la orden se envía a la cocina.

Un mesero recibe al cliente antes de la comida, pero la próxima vez que aparece es para llevar la orden.

El concepto es un salto tecnológico respecto a las fotografías que aparecen comúnmente en los menús de los restaurantes asiáticos.

Al permitir que los clientes hagan su propia orden, se necesita menos personal, y al no tener que depender de meseros, el tiempo de entrega de una comida promedio se redujo en 15 minutos.